En una emotiva jornada, realizamos el acto de imposición del nombre de Amelio Piceda -que fuera campeón argentino welter de boxeo, concejal peronista, y dirigente del Sindicato de Trabajadores Municipales- a una calle de Villa Manuelita, el barrio en el que vivió gran parte de su vida.

Su hijo Alberto y su nieto Rubén, recordaron su carrera de púgil -que tuvo hitos como la obtención del título argentino welter en febrero del 44 en el Luna Park frente a Guillermo López-, y la persecución política a la que fue sometido luego del golpe del 55, llegando a estar detenido en dos ocasiones: una en “La Redonda”, y otra en Río Gallegos. Asimismo, tomaron la palabra el Secretario General del Sindicato de Trabajadores Municipales, Antonio Ratner -que recordó capítulos de la vida laboral de Piceda en la Municipalidad de Rosario, y su actuación decidida en el desarrollo de la unidad del gremio durante los primeros años de la década del 70-, y Rubén Chiavazza, nieto del reportero gráfico Joaquin Chiavazza, cuya colección -hoy en manos del Museo de la Ciudad- atesora un número importante de fotografías de las épocas de oro del gran boxeador.

La calle se identificaba hasta el momento con el número 409, y queda a la altura de Bv. Seguí entre Convención y Lincoln.