Luego de que el Secretario de Hacienda del Municipio, Gustavo Asegurado, afirmara que la intención del Ejecutivo de financiar parte del sistema de transporte público de la ciudad con un aumento de la TGI se debe a la “política de congelamiento o reducción en términos reales del gobierno nacional de los subsidios para el transporte”, el concejal justicialista Eduardo Toniolli planteó su oposición a que “los contribuyentes terminen pagando el pato por el ajuste del macrismo”, reclamó “más firmeza del Municipio ante la nación y la provincia” y “que se hagan públicos los números del transporte urbano de pasajeros”.

“Siempre sostuvimos la necesidad de buscar fuentes alternativas de financiamiento para mejorar el sistema de transporte público de nuestra ciudad”, planteó Toniolli, “pero – agregó – de las declaraciones del Secretario de Hacienda se desprende que los contribuyentes rosarinos van a cubrir vía TGI el progresivo retiro del Estado nacional del financiamiento del transporte público, no para mejorarlo, si no para que no empeore”. Al respecto, el edil exigió que el Municipio “no legitime el ajuste del gobierno de Macri”, “reclame la actualización en términos reales de los subsidios nacionales”, y – asimismo – “requiera mayor compromiso al gobierno provincial en el sostenimiento de un sistema de transporte que moviliza a toda la región sur de Santa Fe”.

Asimismo, Toniolli señaló la escasez de información fehaciente sobre el transporte público municipal: “el último estudio de costos del Municipio data de febrero de este año, y sin estudio actualizado es muy difícil mensurar el impacto del retraso en los subsidios sobre la estructura de costos” planteó, y agregó que – sumado a ello – “el Ejecutivo no hace pública, desde hace más de una década, la información sistematizada sobre cantidad de boletos vendidos, kilómetros recorridos, contravenciones registradas anualmente por las empresas del TUP y multas aplicadas, estadísticas de accidentes de tránsito o incidentes mecánicos, consumo total de combustible o de energía eléctrica utilizado por las unidades, entre otras”.

Al respecto afirmó que “la no publicidad de esa información no resulta de un descuido, o de un olvido circunstancial, es parte de una política sistemática de ocultamiento del Ejecutivo Municipal, que impide el control legislativo – y de la ciudadanía en general – del uso de los dineros públicos invertidos en el transporte, y – de paso – maquilla el estado de un sistema que en los últimos 20 años ha perdido un 40% de usuarios, y un 40% de kilómetros recorridos”, y respaldó lo dicho señalando que en la Comisión de Servicios Públicos del Concejo Municipal descansa hace un año y medio un proyecto de su autoría – bloqueado por la mayoría del Frente Progresista – que de aprobarse obligaría al Municipio a publicar anualmente toda esa información.

“Mañana, previo a la ida de Asegurado al Concejo, se reúne la Comisión de Servicios Públicos, y exigiremos – una vez más – se envíe esa información imprescindible para legislar sobre el transporte público de la ciudad, y sobre el destino de los recursos de los rosarinos”, agregó Toniolli, y remató: “la negativa del Municipio configura una abierta violación a toda la normativa vigente en materia de acceso a la información pública”.