Ayer concretamos en la ciudad de Cañada de Gómez el segundo encuentro del Foro Permanente en Defensa del Transporte Ferroviario. La intendenta Stella Clérici fue la anfitriona del evento, que contó con la presencia de representantes de la Asociación Amigos del Riel, de gremios como La Fraternidad y la Unión Obrera Metalúrgica, concejales y funcionarios ejecutivos de Pérez, Correa, Carcarañá, Rosario, y Villa Gobernador Gálvez, entre otras localidades del sur de la provincia.

La vuelta de los trenes de pasajeros es hoy un imperativo categórico: resulta inentendible que la segunda red ferroviaria metropolitana del país, la que comunica a Rosario con todo el sur de Santa Fe, esté ociosa, mucho más si evaluamos las consecuencias en vidas humanas perdidas que representa el monopolio del transporte automotor, del que son rehenes miles de habitantes de la región.

Desde las distintas instancias que venimos construyendo para impulsar este anhelo nos hemos encontrado con un muro de piedra que es el Gobierno Nacional: el Ministro Dietrich nunca respondió a nuestro pedido de audiencia. Además ya anunció en su última visita a la Bolsa de Comercio de Rosario que la única inversión en materia ferroviaria para la región va a estar destinada a los trenes de carga.

Al Gobierno Provincial le reclamamos que ponga en marcha la empresa estatal que exige la Ley 13.242, y avance en una experiencia piloto para recuperar algún ramal. Unir a Rosario con Cañada de Gómez podría ser un buen comienzo.