Con el objetivo de dejar establecida su política de alianzas de cara al proceso electoral del año que viene, el Partido Justicialista desarrollará su congreso provincial este sábado en la ciudad de Santa Fe, con la presencia de casi 400 delegados. En ese marco, el concejal Eduardo Toniolli -titular del PJ rosarino- planteó en declaraciones a la prensa que “la prioridad en todos los niveles -nacional, provincial, y local- debe ser lograr la unidad de todo el peronismo, sin exclusiones, y confluir en un frente mucho más amplio, que resuelva sus matices en las PASO”. “Santa Fe va a adquirir especial interés el año que viene, porque va a ser la previa a las elecciones nacionales” señaló, y afirmó que “el primer cachetazo del 2019 al ajuste macrista tiene que propinárselo la provincia Invencible”.

En ese sentido, Toniolli adelantó que primará en el congreso partidario la amplitud y la vocación frentista: “venimos encontrándonos con otras fuerzas políticas -algunas históricamente aliadas al justicialismo, y otras con las que coincidimos en Diálogos Abiertos-, y compartimos un diagnóstico frente a la coyuntura: no es momento de quedarse en la zona de confort”. “Más aún, para construir la gobernabilidad que viene tras la salida del neoliberalismo, es imprescindible el protagonismo de los afectados por sus políticas: los trabajadores, la clase media, los sectores humildes, las mujeres, y los pequeños y medianos empresarios”, reseñó, y agregó:”el peronismo tiene que aglutinar a un gran espacio de fuerzas que nos devuelva a los rosarinos y santafesinos el orgullo, la dignidad, y la valentía que le faltó a la gestión del Frente Progresista para defender lo que es de todos, frente a los atropellos del gobierno nacional”.