Se realizó en el Salón Puerto Argentino del Concejo Municipal una jornada de discusión en torno a la iniciativa de la Secretaría de Deportes de la Nación que impulsa la posibilidad de conversión de los clubes en Sociedades Anónimas Deportivas (SAD). La actividad, impulsada por el edil justicialista Eduardo Toniolli, contó con la presencia de Víctor Lupo, titular del Movimiento Social del Deporte, concejales, funcionarios municipales, y dirigentes de diferentes clubes y federaciones deportivas de Rosario.

“Los únicos, los legítimos dueños de los clubes son sus socios, y por eso no pueden ser propiedad de empresas privadas”, sostuvo Toniolli al abrir el primer panel de discusión, del que también fueron parte el Director de Clubes de la Municipalidad de Rosario, Emiliano Torno y los concejales Pedro Salinas, Enrique Estevez, Norma López, Roberto Sukerman y Marina Magnani.

El segundo panel estuvo integrado por Cristian D’Amico, vicepresidente de Newell’s Old Boy, Daniel Mariatti, presidente del Club Atlético Argentino, Alfredo Fasce, de la Asociación Rosarina de Entidades Deportivas Amateur, Jeremías Salvo, presidente del Club Sunderland, y Santiago Dalleva, vicepresidente del Club Social y Deportivo San Martín. D’Amico resaltó que hay un acuerdo entre la Comisión Directiva de Newells y las distintas agrupaciones, para  incluir en el estatuto del club el rechazo a las Sociedades Anónimas Deportivas, y convocó a “afianzar el sentido de pertenencia a los clubes, y el valor del compromiso con la comunidad que nos legaron nuestros padres y abuelos”. Por su parte, Dalleva -que también integra la Red de Clubes de Rosario- señaló que “el aporte de los clubes a la ciudad va más allá de ser un espacio para la práctica de deportes, porque son lugares donde la comunidad se encuentra y se fortalece”.

Ya sobre el cierre, Víctor Lupo -historiador y referente del Movimiento Social del Deporte- afirmó que “los clubes son una de las células fundamentales de la Nación: hay que defenderlos, y para eso hay que estar organizados”. “No es casualidad que hoy por hoy se construyan playones y polideportivos, y no clubes”, manifestó Lupo, y apuntó: “los clubes generan identidad, generan comunidad; los playones, en cambio, cuando anochece son tierra de nadie, todo lo opuesto a un club”.

El Concejo Municipal de Rosario ya se había expresado en abril de este año -por medio de una declaración que contó con el acompañamiento de todos los bloques salvo el del PRO- en contra de cualquier iniciativa que promueva las Sociedades Anónimas Deportivas como figuras legales para gestionar los clubes.