En un acto encabezado por el edil justicialista Eduardo Toniolli, autor de la iniciativa, el Concejo Municipal de Rosario realizó la imposición del nombre del púgil Amelio Piceda a una calle del barrio Tablada.

En lo que resultó un emotivo homenaje a quien, además de ser campeón argentino categoría welter de boxeo durante la década del 40 del siglo pasado, fuera concejal de nuestra ciudad, y dirigente del Sindicato de Trabajadores Municipales, se destacó también la presencia de su familia, que contó con su hijo Alberto y su nieto Rubén entre los oradores.

Asimismo, tomaron la palabra el Secretario General del Sindicato de Trabajadores Municipales, Antonio Ratner  -que recordó capítulos de la vida laboral de Piceda en la Municipalidad de Rosario, y su actuación decidida en el desarrollo de la unidad del gremio durante los primeros años de la década del 70-, y Rubén Chiavazza, nieto del reportero gráfico Joaquin Chiavazza, cuya colección -hoy en manos del Museo de la Ciudad- atesora un número importante de fotografías de las épocas de oro del gran boxeador.

Al cierre, Toniolli recordó que si bien Piceda era oriundo de Las Toscas “vivió toda su vida en Villa Manuelita”, y que por ello decidieron homenajearlo “poniéndole su nombre a una calle del barrio que eligió para vivir, un barrio de laburantes”.

La calle Amelio Piceda se identificaba hasta el momento con el número 409, y queda a la altura de Bv. Seguí entre Convención y Lincoln. Piceda, conocido popularmente como “Kid Noli”, fue campeón argentino categoría welter durante la década del 40, concejal de Rosario por el peronismo en la década siguiente, y dirigente del Sindicato de Trabajadores Municipales. Luego del golpe de 1955 fue detenido en dos ocasiones por su militancia política, primero en “La Redonda” aquí en Rosario, y luego en Río Gallegos.