El concejal justicialista argumentó el voto negativo de esa bancada, y le reclamó a la Municipalidad una “posición más activa para reclamar subsidios al gobierno nacional”.

En diálogo con Guillermo Zysman en LT8, Toniolli se refirió al tema:

El edil justicialista Eduardo Toniolli argumentó hoy el voto negativo de su bloque al aumento del boleto que fue aprobado anoche en la última sesión ordinaria del Concejo Municipal. Según lo resuelto por los concejales, desde el 1º de enero el boleto del transporte urbano costará 11,50 pesos, es decir 50 centavos más de lo que había fijado por decreto la intendenta Fein.
Además, los ediles aprobaron un aumento del 7,5 por ciento adicional en la tasa general de inmuebles (TGI) para engrosar el fondo compensador.
En declaraciones al programa “Zysman 830”, el concejal afirmó: “Consideramos que el retiro progresivo de subsidios en materia de transporte por parte del gobierno nacional, se intenta suplir sin mayor protesta. En otro momento veíamos cómo la intendenta Fein para reclamar mayores subsidios tenía el acompañamiento de la totalidad del Concejo y generaba hechos políticos de protesta frente a la falta de incremento de los subsidios”.
“En este caso hablamos de un retroceso en términos reales de los subsidios nacionales, y se buscó entre el Frente Progresista y el PRO (Cambiemos) una alternativa para suplir la falta de esos fondos. La alternativa fue aumentar, por un lado, un 7,5 por ciento la tasa general de inmuebles por encima del 18 que aprobó el Concejo en 2015; y aumentar por otro lado 50 centavos el boleto a partir del año que viene, por encima del aumento que ya había decretado la intendenta”, agregó Toniolli.

Para Toniolli, un aumento de la tarifa de transporte “no redundará en un mejor servicio para los rosarinos. El nuevo sistema no garantizará las frecuencias, que es el mayor reclamo de la gente”.
“Lo que se promociona como nuevo sistema de transporte es un sistema que está pensado de la misma manera que en el pliego que hoy está vigente. Ninguna de las propuestas que se muestran como novedosas va a cambiar el progresivo deslucimiento del sistema de transporte en materia de frecuencias”, agregó.
“No quiero ser agorero ni catastrófico, pero el nuevos sistema no va a solucionar las frecuencias porque no soluciona el problema de las fuentes de financiamiento”, remarcó.