EL CONCEJO MUNICIPAL EXPRESÓ SU APOYO A LOS TRABAJADORES DE UNILEVER
Por iniciativa del edil Eduardo Toniolli, la reunión de labor parlamentaria del Concejo Municipal recibió a los trabajadores de la empresa Unilever y la comisión directiva del Sindicato de Jaboneros de Rosario, para interiorizar a las distintas bancadas del cuerpo legislativo local sobre el conflicto laboral generado por la multinacional afincada en Villa Gobernador Gálvez.
“Hemos acordado aprobar una declaración de apoyo a los 65 empleados cesanteados por la empresa Unilever, y una resolución encomendando a la Comisión de Producción del Concejo acompañar a los trabajadores en distintas instancias, comenzando por la audiencia que se realizará el 13 de noviembre en la sede local del Ministerio de Trabajo de la Provincia”, señaló el concejal justicialista con respecto a lo resuelto por unanimidad durante la sesión, agregó que “los despidos no encuentran justificación ni en una baja en las ganancias de la multinacional – que muy por el contrario viene sosteniendo sus niveles de producción y facturación -, ni en un proceso de tecnificación de la planta”, y amplió: ”el objetivo que motiva estos despidos efectuados por Unilever es el de deshacerse de un tercio de la planta, para luego incorporar a trabajadores en condiciones menos favorables en lo que hace a derechos laborales adquiridos”. “Estamos en presencia de una maniobra de flexibilización laboral encubierta, que encuentra en las propuestas del gobierno nacional en la materia un escenario favorable”, concluyó Toniolli.
EL CONCEJO MUNICIPAL SOLICITÓ QUE SE PRESERVEN LAS FUENTES LABORALES DE LAS CONCESIONES DE LA RAMBLA CATALUNYA.
El Concejo Municipal aprobó una iniciativa del concejal Eduardo Toniolli (al que se adjuntó una de similar tenor de autoría de la concejala Gigliani), que insta al Departamento Ejecutivo a garantizar la continuidad laboral de los empleados y empleadas de los bares Mordisco, Sr. Arenero, Caracolas, Primavera y Natural Mistyc (ubicados en la costa norte de nuestra ciudad) cuyas concesiones han sido revocadas, luego de descubrirse que al menos uno de estos emprendimientos se hallaba ilegalmente conectado al alumbrado público.
El edil peronista señaló que “la solicitud incluye que se preserven esas fuentes de trabajo tanto en la gestión de transición, a cargo de la firma Costanera Rosario, como en un eventual proceso licitatorio (incluyendo como exigencia en los pliegos la incorporaciones de los actuales trabajadores  de la firma), o en cualquier otra salida que el Municipio adopte para resolver el conflicto que se ha abierto tras las irregularidades cometidas por el concesionario de los cinco emprendimientos gastronómicos”.
Por último Toniolli expresó su apoyo a lo actuado por el Municipio en lo atinente a la rescisión de la concesión, aunque – agregó – “hay que señalar que se llegó a esta situación crítica producto de la inacción y falta de control en la materia por parte del Ejecutivo, escenario ampliamente reseñado por la comisión investigadora que llevó adelante el Concejo durante el año 2013”.