El Concejo Municipal aprobó la iniciativa “No frenen a Empalme”, que promueve la revisión de las restricciones vigentes desde el año 2011 (Ordenanza 8.876) sobre el barrio Empalme Graneros. Estas restricciones limitan desde entonces las posibilidades de edificación a causa de riesgos de inundaciones en la cuenca del Arroyo Ludueña, aún cuando a posteriori se concluyeron obras emblemáticas destinadas a resolver esta problemática urbana, como el Ramal Sorrento del Aliviador III.

El edil justicialista Eduardo Toniolli, impulsor de la iniciativa, explicó que “en 2013 el Concejo aprobó una urbanización privada como Palos Verdes -en un trámite express, y sin que mediara un estudio de impacto ambiental- la recategorización de sus áreas inundables, convirtiéndolas en aptas para construir, y que -en cambio- “45 mil habitantes de Empalme siguen esperando que se realicen los estudios técnicos que deroguen las restricciones que le ponen un freno a su desarrollo urbano, su actividad económica, y su crecimiento demográfico”.

Osvaldo Ortolani -presidente de la Vecinal Empalme Graneros, y uno de los impulsores del reclamo- celebró la aprobación de la iniciativa, y señaló que “aquellos loteos privados excepcionados de la norma se hicieron en zonas bajas, que eran reservorios de aguas, y a los habitantes de Empalme no los habilitan a construir una piecita, o ampliar un taller o un comercio, pese a que fueron construidos la represa y los aliviadores 2 y 3″.

“Ante este impedimento para los vecinos del barrio de construir o de disponer reformas sobre sus propiedades, e incluso para el Estado a la hora de urbanizar los asentamientos de la zona; esta iniciativa legislativa dispone el inicio del proceso de evaluación del estado de la cuenca del Ludueña y el impacto de las obras realizadas, por parte del Ejecutivo Municipal”, manifestó Toniolli, y agregó que “en caso de que las antiguas prevenciones frente a eventuales crecidas hayan sido disipadas por efecto de las obras, las restricciones deben ser derogadas, y sino deberán realizarse las obras que falten”.