Toniolli: “El hambre no espera”

El cuerpo legislativo local aprobó, en la última sesión ordinaria, un decreto de autoría del concejal Eduardo Toniolli por el que se insta al gobierno provincial a que actualice el monto de la Tarjeta Única de Ciudadanía -otorgada a familias sin ingresos formales, para la compra de alimentos- que hoy es de $273, y que se establezcan mecanismos de aumentos automáticos.

“Un estudio reciente de una consultora local, el Centro de Estudios Scalabrini Ortiz, arrojó que en Rosario una familia necesitó en julio más de 9 mil pesos solo para alimentarse”, señaló el edil justicialista, y agregó que “en muchos barrios hay grupos familiares cuyo único ingreso es la Asignación Universal por Hijo, porque la changa desapareció”. “¿Como cubren esas personas la diferencia para al menos tener un plato de comida diario en la mesa? Básicamente a través del Estado y sus instituciones, como las escuelas, o en los comedores y merenderos de las organizaciones sociales”, amplió.

“La Tarjeta Única de Ciudanía tuvo su última actualización en julio de 2016, y desde entonces no se tocó más a pesar de que el índice de precios relevado por el IPEC desde ese momento a la fecha haya superado ampliamente el 40% de aumento”, explicó Toniolli, y agregó que “estamos frente a un marco de exclusión social extrema, con una actividad económica que se está cayendo como resultado de las políticas económicas del macrismo, y eso repercute en los sectores populares y su realidad cotidiana”.

El reclamo surge luego de la masiva movilización del último 7 de agosto, en el marco de la celebración de San Cayetano, cuando distintas organizaciones sociales llegaron hasta el Concejo y elevaron una serie de propuestas a los legisladores locales. Entre el pliego de reivindicaciones presentado, también ante el Ejecutivo Municipal, se encuentra el de la necesidad de declarar la emergencia alimentaria en la ciudad de Rosario.