Asimismo, será obligatoria la posibilidad de ascenso o descenso en cualquier esquina -sin importar día, horario o condición climática- cuando lo solicite una embarazada.

Mañana se aprobará en la sesión del Concejo Municipal un cambio en el régimen de ascensos y descensos en las paradas del Transporte Urbano de Pasajeros, a propuesta del concejal Eduardo Toniolli, que permitirá hacer efectivas dos disposiciones contempladas en la Ley Nacional de Tránsito Nro. 24.449/1994.

El proyecto de Ordenanza de autoría del edil justicialista, incorpora al Marco regulatorio del Transporte Público masivo de Pasajeros de nuestra ciudad -Ordenanza 7802/2004-, la posibilidad de que todos los pasajeros puedan ascender y descender de las unidades de colectivos urbanos en todas las esquinas mientras se estén produciendo lluvias o tormentas; y que las personas embarazadas puedan ascender y descender de las unidades en todas las esquinas, en cualquier día y horario.

Hasta el momento, las dos únicas excepciones en las que los colectivos debían detenerse en todas las esquinas (y no cada dos, tal como establece el régimen regular) era en horario nocturno (que en Rosario rige desde las 20 hasta las 7 del día siguiente), y para el descenso y ascenso de usuarios con alguna discapacidad motriz o visual. Con estas dos nuevas excepciones, nuestra ciudad pasa a cumplir con lo dispuesto en la Ley Nacional de Tránsito.