Vecinos, comerciantes y referentes del barrio Empalme Graneros – entre ellos el Presidenta de su histórica vecinal, Osvaldo Ortolani – reclamaron, en una reunión realizada en el Concejo Municipal con los ediles Eduardo Toniolli y Fernanda Gigliani, que se revise una Ordenanza promulgada en 2011, que limita las edificaciones a causa de los riesgos de inundaciones en la cuenca del arroyo Ludueña.

Durante el encuentro recordaron que en 2013 el Concejo le aprobó a una urbanización privada de la zona la recategorización de sus áreas inundables, convirtiéndolas en aptas para construir.. “Todos esos loteos se hicieron en zonas muy bajas, que incluso eran reservorios de aguas, y a los habitantes de Empalme Graneros no los habilitan a construir una piecita, pese a que fueron construidos la represa y los aliviadores 2 y 3”, explicó Osvaldo Ortolani.

El concejal Eduardo Toniolli, que encabeza con su firma la iniciativa “No frenen a Empalme”, manifestó que “una vez realizadas las obras necesarias para mitigar las inundaciones, la Ordenanza que restringe el desarrollo urbano y el crecimiento demográfico del barrio Empalme Graneros debía ser revisada”, y agregó: “hoy los vecinos del barrio ven imposibilitada la posibilidad de construir, o disponer reformas sobre sus propiedades; mientras tanto una urbanización como Palos Verdes, logró que el Concejo recategorizara sus áreas inundables en un trámite express”.

“Hemos presentado una iniciativa legislativa instando al Ejecutivo Municipal a iniciar urgentemente el proceso de evaluación del estado de la cuenca del Ludueña, y el impacto de las obras realizadas”, anunció el edil justicialista.