En el marco de la aprobación del pliego de licitación del servicio de disposición final de residuos, diversos bloques de la oposición – que incluyen al peronismo, el Frente Social y Popular, y Ciudad Futura – incorporaron la obligación de realizar una experiencia piloto de separación en origen y reciclado de residuos, que incorpora a cartoneros como parte del proceso.

El edil Eduardo Toniolli, uno de los impulsores de la iniciativa, señaló que la propuesta fue elaborada por un conjunto de organizaciones sociales y ambientalistas (el Taller Ecologista, el Movimiento de Trabajadores Excluídos, la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), y el Grupo Obispo Angelelli), agregó que la misma “permitirá disminuir la cantidad de residuos enviados a disposición final (tal como lo establece la largamente incumplida ordenanza de Basura Cero), así como también mejorar la calidad ambiental de la ciudad, otorgando oportunidades de inclusión laboral a recuperadores informales”, y detalló que “la Ordenanza apunta a desarrollar una experiencia de separación en origen y recolección diferenciada en un área de al menos 40 manzanas, buscando incorporar a recicladores urbanos en el servicio de recolección de los materiales reciclables, y de su traslado y posterior clasificación y tratamiento”.

La Municipalidad tendrá 120 días para convocar a una mesa conjunta de la que participarán representantes del Ejecutivo Municipal, el Concejo, y de organizaciones sociales y ambientalistas. Esta mesa tendrá por finalidad consensuar y delinear los aspectos centrales de la experiencia a desarrollar.