El Concejo Municipal aprobó en su última sesión un pedido de informes de autoría del concejal Eduardo Toniolli, en el que se solicita al Ejecutivo información relevante sobre el transporte público de pasajeros de la ciudad, de cara al debate sobre el presupuesto local, en el que la Intendenta Fein incluyó una propuesta de aumento del TGI con el fin de engrosar el Fondo Compensador del Transporte.

La solicitud, votada por unanimidad por el cuerpo legislativo local, requiere el detalle anual – durante el periodo 2007/2017 – sobre cantidad de pasajeros transportados, kilómetros recorridos (teóricos, y efectivamente efectuados), contravenciones registradas y multas aplicadas, accidentes de tránsito protagonizados por la flota del TUP, consumo total de combustible y costo anual insumido, por cada línea y empresa del  transporte urbano de pasajeros de la ciudad de Rosario.

Al respecto, Toniolli señaló que “hace varios lustros que la Municipalidad de Rosario no publica información sistemática sobre el transporte público de la ciudad, de hecho desde el Observatorio Social del Transporte hemos tenido que reconstruir parcialmente esos números juntando información dispersa no accesible a la ciudadanía”, aclaró, y agregó: “ese retaceo obedece a un intento por ocultar que el servicio de colectivos local ha perdido en los últimos 20 años un 40% de usuarios, y – en un factor que explica en parte ese éxodo de parte de la población a otras formas de traslado – también perdió en ese mismo período, el mismo porcentaje de kilómetros recorridos, lo que redundó en un considerable recorte de frecuencias”.

“Ya hemos adelantado que si bien creemos en la necesidad de buscar mecanismos de financiamiento del transporte que eviten sobrecargar al usuario, sostenemos que ese debate debería abrirse de cara a la mejora del sistema, y no – como sucede ahora – como una forma de legitimar la retirada progresiva del Estado nacional en materia de subsidios”, amplió el edil peronista, y agregó que “este pedido de informes, y la exigencia de actualización del informe de costos del transporte, que hemos trasladado a Asegurado cuando presentó el Presupuesto Municipal en el Concejo, apuntan a tener claridad no sólo sobre las fuentes de financiamiento del sistema, si no también sobre el destino de esos recursos, a fin de transparentar su uso”.