El concejal Eduardo Toniolli presentó hoy en conferencia de prensa un proyecto de ordenanza para duplicar la alícuota del Derecho de Registro e Inspección (DREI) que se le cobra a entidades financieras y de compra venta de divisas, y destinar los fondos extras obtenidos (aproximadamente 320 millones de pesos anuales) al Fondo Compensador del Sistema de Transporte rosarino. La iniciativa del edil justicialista -ingresada durante la última sesión del cuerpo legislativo local- se enmarca en el debate abierto tras el anuncio de retiros de subsidios por parte del Estado nacional.

“A pesar de los vanos intentos de los dirigentes locales de Cambiemos de desmentir el recorte, el gobierno de Macri va a quitar 1500 millones de pesos anuales que ayudaban a sostener el sistema de transporte local, que ahora queda al borde del colapso”, señaló Toniolli, y agregó: “es por eso que -sin que esto signifique aceptar pasivamente la decisión del gobierno nacional- queremos aumentar el aporte que hacen bancos y entidades financieras a las arcas municipales, sumando unos  320 millones de pesos extras anuales al Fondo Compensador, como una manera de evitar el impacto directo sobre el bolsillo de los usuarios”. “El transporte público no solo le sirve al que lo utiliza todos los días, es el puntal de la actividad de económica de ciudades del tamaño de Rosario”, apuntó el concejal.

Toniolli explicó que, según el mismo Banco Central, el financiero “es uno de los sectores de la economía que en esta etapa de crisis no sólo no disminuyó su facturación, sino que la aumentó en un 76,1%, alcanzando una ganancia neta de más de 93 mil millones de pesos en un año, siendo la excepción en una escenario general de brutal caída de la actividad económica.”

“El rubro paga a la Municipalidad en concepto de DREI una alícuota menor que la que abona en otros municipios, e incluso un porcentaje menor que muchos rubros que generan trabajo y valor agregado local”, señaló el secretario genral del PJ rosarino, y propuso equilibrar la situación: “queremos que uno de los grandes ganadores del modelo económico vigente, contribuya al funcionamiento de un servicio público como es el transporte, y con los trabajadores y estudiantes, que son sus usuarios habituales”.

“Esta medida va en consonancia con los proyectos aprobados en la Cámara de Diputados de la provincia, que buscan gravar a las cerealeras con este mismo objetivo”, señaló Toniolli, al tiempo que se mostró preocupado por la presión de grupos como la Sociedad Rural y la Bolsa de Comercio, y reclamó la pronta aprobación de las iniciativas en el Senado.