El edil Eduardo Toniolli presentó un proyecto de Ordenanza por el que se propone que la Oficina Municipal del Consumidor participe obligatoriamente de todas las audiencias públicas convocadas formalmente por organismos de distintos niveles del Estado, en las que se aborden problemáticas referidas a los servicios públicos.

“La Oficina Municipal del Consumidor, que ha sido pionera en su tipo en el país, tiene un alto grado de referencia entre los rosarinos, lo que – más allá de las funciones que le son propias – le otorga un lugar de gran responsabilidad en la defensa de los intereses de los usuarios y consumidores”, refirió Toniolli, y agregó que “eso hizo que con el tiempo se fuera reformando la normativa que le dió vida, para adaptarla a nuevas demandas e incluso a cambios en la legislación nacional y provincial”.

Asimismo, el concejal justicialista señaló que “los tarifazos en los servicios públicos, resultantes de la política del gobierno nacional de progresivo retiro de subsidios, afectan la economía familiar de miles de rosarinos, y golpean duramente el entramado productivo de nuestra región”, y agregó que “la exigencia de participación de la Oficina del Consumidor en las audiencias sobre servicios públicos, permitiría canalizar esta situación que aqueja a una parte importante de la población, y representar a la ciudadanía de Rosario en sus reclamos en aras de la mejora en la prestación de los mismos”.

De aprobarse el cambio en la Ordenanza que rige el funcionamiento de la Oficina Municipal del Consumidor, el organismo público – además de participar en las audiencias públicas – deberá elevar al Concejo Municipal informes en los que se detallen las determinaciones tomadas en las mismas.