El concejal Eduardo Toniolli impulsa un proyecto para que se cree una línea especial de créditos blandos, gestionada a través del Banco Municipal de Rosario, destinada a aquellos locales comerciales con actividad nocturna que busquen insonorizar sus instalaciones. La iniciativa fue expuesta hoy por el edil justicialista en en el marco de la reunión semanal de discusión de la reforma de la Ordenanza 7218, que regula las actividades en bares y boliches bailables.

“Unos de los conflictos más comunes en lo que tiene que ver con la gestión de la nocturnidad, es el que se da entre empresarios del rubro y vecinos de viviendas o zonas linderas a los bares y boliches”, explicó Toniolli y señaló que “la discusión integral de la ordenanza que regula los espectáculos públicos en general, y la noche en particular, debería tener en cuenta también la posibilidad de garantizar la convivencia entre las actividades orientadas a la diversión, y la vida cotidiana de los vecinos y vecinas de Rosario”.

“Como creemos que una ciudad que se precia de ser turística debe tener su vida nocturna imbricada en su trama urbana, rechazamos aquellas propuestas que plantean generar zonas exclusivas para bares, pubs, y boliches”, amplió Toniolli, y remató: “por ello entendemos que el Estado municipal debe generar facilidades para aquellos empresarios pymes, bares culturales, o cualquier emprendimiento que incluya música, y apueste a desarrollar su actividad en armonía con el vecindario”.