Dirigentes del Sindicato de Cadetes presentarton una nota solicitando ser recibidos por la Comisión de Gobierno, para avanzar en el tratamiento de un proyecto de Ordenanza que crea el rubro de agencias de cadetería y mensajería, hoy inexistente.

La iniciativa -presentada por el gremio hace un año por intermedio del edil Eduardo Toniolli- obligaría a las empresas a, entre otros requisitos, acreditar el domicilio del local, y dar cuenta de la cantidad de unidades y de trabajadores con las que van a desarrollar su tarea. Hoy las agencias del rubro se habilitan bajo figuras que nada tienen que ver con el trabajo que realizan.

El debate sobre la situación que atraviesan los trabajadores del sector se avivó en las últimas semanas, con el desembarco en Rosario de la empresa española Glovo, que no tiene sede física en la ciudad, sólo ofrece como cara visible a una persona que atiende dos horas a la semana en un coworking, y se muestra como una “aplicación colaborativa” que relaciona a clientes con cadetes, escondiendo relaciones laborales de dependencia.