Luego del anuncio de un nuevo aumento del boleto del transporte urbano de pasajeros, el concejal Eduardo Toniolli, integrante de la comisión de Servicios Públicos del cuerpo legislativo local, fustigó a la Intendenta Mónica Fein por “rendirse mansamente ante las exigencias de las empresas privadas, que para participar del anuncio de la puesta en marcha del nuevo pliego recién para el segundo semestre del año 2019 -luego de las elecciones locales-, requerían entre otras cosas una actualización brutal de la tarifa”. Asimismo, señaló que “la Intendenta nos convocó a los concejales dos veces en el año, una por la reforma constitucional y otra por las balaceras a la Justicia, pero nunca para algo de nuestra estricta competencia, que es la defensa del transporte público local frente al retiro de subsidios dispuesto por Macri”.

El concejal justicialista agregó que “el boleto de colectivo estaba en $5,75 en noviembre del 2015, y va a costar a partir de octubre $18,28, un aumento del 218%, mientras en el mismo periodo el Salario Mínimo solo aumentó el 91%”, y completó la información: “en menos de tres años se pasó de poder comprar 971 boletos con un Salario Mínimo, a solo llegar a adquirir 585 boletos”.

Por último Toniolli criticó “el ninguneo al debate democrático que significa la delegación de la potestad casi irrestricta para la fijación del precio del boleto en manos del Ejecutivo, otra de las exigencias de los privados, acordada entre el Frente Progresista y el Pro”, y predijo: “cuando publiquen el estudio de costos desagregado -y no el dibujo que figura desde hoy en la página del Ente de la Movilidad- va a quedar claro que esta política está haciendo caer estrepitosamente la cantidad de usuarios, situación que se va a agravar con este tarifazo”.

Imagen: Rosarioplus.com