fbpx

Los ediles Eduardo Toniolli y Roberto Sukerman, precandidatos a concejal y a intendente de Rosario por el Frente Juntos, visitaron la empresa Argelec, y presentaron propuestas contracíclicas para ayudar al sector productivo de Rosario en un contexto de tarifazos y caída del consumo.

“Defender el trabajo rosarino debe ser hoy una obligación de los gobernantes”, afirmó Toniolli, y agregó: “sostenemos que en el marco de recesión económica actual -generada por las políticas del gobierno nacional- necesitamos un Municipio al lado del comerciante y del pequeño y mediano empresario, para evitar despidos de trabajadores, e incluso los cierres de establecimientos”.

“En nuestros tres años y medio en el Concejo siempre jugamos para el lado de los trabajadores y de los empresarios que apuestan a la producción y no a la timba financiera” sostuvo el Presidente de la Comisión de Producción del cuerpo legislativo local, y recordó: “impulsamos y aprobamos -junto a la UOM y otros gremios industriales- el Programa de Fortalecimiento de Proveedores Locales, y la ordenanza de Compre Local, para que la Municipalidad deje de comprar afuera bienes que se fabrican acá, y acompañe a las empresas rosarinas para que puedan modernizarse y alcanzar los estándares que el Estado exige a sus proveedores”.

“Proponemos además la creación de una dependencia municipal donde aquellos que se encuentran en situación de crisis puedan acudir, ser escuchados y ayudados con acciones preventivas que incluyan refinanciación de tasas y servicios – mediante convenios con la provincia – , créditos del Banco Municipal, y gestiones ante dificultades para hacer frente a los cada vez más onerosos alquileres”, señaló Toniolli, y remató: “llegó la hora de que la banca pública funcione como motor de la economía de Rosario, impulsando el desarrollo local, y permitiendo que los ahorros del Estado, las empresas y los rosarinos se movilicen en favor de la producción”.

Por último, Sukerman coincidió en que “nuestra ciudad no tuvo políticas públicas de producción de empleo para amortiguar el impacto de las políticas del macrismo”, y ejemplificó: “Rosario no tiene un parque industrial, mientras Córdoba tiene cinco, por eso la Municipalidad ha perdido miles de millones de recaudación, producto de que las empresas se han ido”.