fbpx

La Comisión de Recursos Naturales de la Cámara de Diputados de la Nación, que conduce el diputado Leonardo Grosso, empezó a tratar ayer los distintos proyectos que buscan crear una Ley de Humedales. Además de las intervenciones de legisladores nacionales, esta primera reunión contó con la participación de legisladores locales y referentes de organizaciones ambientalistas de Rosario, que participaron de manera remota desde el recinto del Concejo Municipal.

El concejal Eduardo Toniolli -que ofició de presentador de la actividad junto a la presidenta del cuerpo legislativo local, María Eugenia Schmuck- celebró que un debate trascendente para el país y también para la ciudad “tenga un fuerte anclaje institucional en nuestra ciudad, con las voces de rosarinos y rosarinas”.

“Lo que defina el Congreso nacional para proteger a los humedales, a nosotros nos toca muy de cerca por lo que está ocurriendo acá nomás, en las islas del Paraná” apuntó el edil justicialista, y señaló que por eso “es importantísimo que las organizaciones y el cuerpo legislativo local puedan tener una activa participación en el proceso de toma de decisión”. “Este es el puntapié inicial, pero es algo que expresa una clara voluntad del Congreso Nacional, de los grupos ambientalistas, y sobre todo de los rosarinos y las rosarinas en su conjunto, de que se avance en la protección del ecosistema de las islas”, aseguró Toniolli.

SESIÓN EN LA ISLA: APROBARÁN LA CREACIÓN DE UN SISTEMA DE INFORMACIÓN PÚBLICA SOBRE LA CALIDAD DEL AIRE

En la sesión del día de la fecha, que se realizará en las islas, el Concejo Municipal aprobará una ordenanza que sintetiza dos proyectos, uno de autoría del concejal Toniolli, y otra del edil Lisandro Zeno, que crea un sistema de medición continua y de información pública de la calidad del aire.

“Queremos que la población tenga acceso a esa información, porque la contaminación del aire es uno de los principales riesgos ambientales, y esos datos pueden servir para la presión social, que muchas veces es lo único que pone en movimiento a los decisores públicos” explicó Toniolli, y agregó: “entendemos que tener sistemas de alerta temprana de los procesos contaminantes, en los que la población sea parte activa, permite abordar algunos de estos problemas a tiempo y con seriedad, y no cuando el humo ya nos haya tapado”.