fbpx

El concejal Eduardo Toniolli presentó un proyecto para recuperar la otrora pujante galería San Martín, ubicada en San Martín 876, y crear allí un “Paseo de la Economía Social y Popular”. El complejo comercial cuenta con 60 locales, la mayoría desocupados hace décadas, y la iniciativa propone que aquellos dueños que tengan deudas con la Municipalidad, las salden cediéndolos temporalmente.

“La idea surgió en una reunión que sostuvimos con comerciantes de esta tradicional galería, por invitación de la Asociación Casco Histórico, a partir de su preocupación por el futuro de un centro comercial que supo ser pujante y hoy languidece”, señaló Toniolli en declaraciones a la prensa, y agregó que “todos se mostraron dispuestos a explorar alternativas para recuperar el movimiento y la afluencia de público”.

El proyecto propone que los titulares que tengan deudas con la Municipalidad, con otros niveles del Estado, o con empresas de servicios públicos, puedan -por medio de un convenio- saldar lo adeudado cediendo temporalmente sus locales al Municipio, para que este genere un nuevo dispositivo de ventas para pequeños productores, tan necesario en este momento crítico.

“Entendemos que puede ser una gran oportunidad para todos los actores de una película signada por la decadencia y el abandono: los dueños de locales van a poder ponerse al día, el Municipio generar un paseo comercial para emprendedores que hoy necesitan un lugar para vender, los comerciantes actuales de la galería y su zona adyacente se van a ver beneficiados con mayor movimiento de clientes”, planteó el edil justicialista.

El proyecto le asigna a la Secretaría de Desarrollo Económico y Empleo del Municipio la responsabilidad de realizar un relevamiento de los locales vacantes, y contactar a sus dueños, y a la Secretaría de Desarrollo Humano y Hábitat el rol de impulsora del “Paseo de la Economía Social y Popular”.

“El Estado local debe tener un rol activo en la reconstrucción que vendrá tras la crisis y la pandemia, apostando a la producción y al trabajo, promoviendo el consumo local y apuntalando centros comerciales que, como el casco histórico, han sido duramente golpeados”, concluyó Toniolli.