fbpx

El Observatorio Social del Transporte realizó un nuevo monitoreo de frecuencias de las líneas de colectivos urbanas de la ciudad de Rosario, en esta ocasión en horario nocturno: desde las 22hs del martes 24 de septiembre, hasta las 7hs del día siguiente. La esquina elegida fue la de Santa Fe y Presidente Roca, y la medición alcanzó a 26 líneas del sistema local.

El concejal Eduardo Toniolli, coordinador del Observatorio, señaló que el monitoreo arrojó como dato más relevante que “12 de las 26 líneas relevadas interrumpen su servicios nocturnos entre 2 y 6 horas”, y que “las que están en esa situación son operadas por Rosario Bus y por El Cacique, las empresas privadas del sistema”. Asimismo, señaló que “comparando la cantidad de servicios prestados efectivamente durante el interregno analizado, con la grilla oficial aprobada por el Ente de la Movilidad, se evidencia que la que más la incumple es Rosario Bus (con 10% de servicios anunciados pero no realizados), seguido por El Cacique y por Movi (con 5 y 3% de incumplimientos, respectivamente)”.

Toniolli sintetizó con dos ejemplos la diferencia de la prestación brindada entre las empresas privadas y la pública: “comparando con la medición nocturna que realizamos en agosto del 2018, nos encontramos que la 102 roja -por entonces operada por Rosario Bus y hoy a cargo de Movi- incorporó un 40% más de unidades en la calle, y -a la inversa- la 133 negra (que pasó del Estado municipal a Rosario Bus) redujo un 60% su dotación en este monitoreo”.

“De esta manera se reaviva la discusión sobre quién debe hacerse cargo de prestar el servicio: nosotros entendemos que hoy los actores privados solo pueden alcanzar los márgenes de ganancia que desean, o que se les prometió, resintiendo el servicio”, planteó el titular del PJ Rosario, y agregó: “una mirada realista indica que hoy lo que necesita nuestra ciudad es una gestión integralmente municipal, y un Ejecutivo local que se siente en una mesa con Nación y Provincia para reestablecer un esquema racional de subsidios al transporte”.

“La situación económica a la que nos llevó el gobierno de Macri, sumado a la pérdida progresiva de calidad del servicio que explicitamos en este y otros informes, y al aumento sistemático de la tarifa, han derivado en que tengamos el corte de boletos más bajo de los últimos 40 años”, amplió Toniolli, y para terminar graficó este último aspecto, relevado en el informe del Observatorio: “es cada vez más grande el peso que tiene el transporte en las economías de las familias rosarinas: en noviembre de 2015 con un salario mínimo se podían comprar 971 viajes, hoy solo 480”.

 

Para leer el informe completo hacé click acá