fbpx

Desde el bloque Frente de Todos-PJ integrado por Norma LópezEduardo Toniolli y Alejandra Gómez Saenz, aseguraron que el presupuesto contempla un aumento del boleto, un piso del 60% de aumento en la TGI sin certezas de tope; cuatro mil millones de deuda, otros tantos de déficit y aumento de publicidad para el ejecutivo.

Asimismo, aseguraron que “parece que el Frente Progresista hubiera aterrizado ayer en la ciudad. No sólo reconocieron que el déficit se triplicó en 2019 sino que hoy se reconoció que ciertas partidas presupuestarias se subestiman como una práctica habitual. La gravísima situación de Rosario tiene responsables pero nadie quiere hacerse cargo. Para subsanarla se buscan reducir partidas insignificantes y recurrir a mecanismos de aumentos poco transparentes”.

Por otra parte, remarcaron: “Mientras Alberto Fernández generó herramientas para contener precios y tarifas, una amplia moratoria para recuperar las pymes y Omar Perotti  planteó boleto gratuito para comunidad educativa y sectores vulnerables, el intendente Pablo Javkin quiere la delegación de poderes  para aumentar el boleto, acción que impacta directamente en las economías familiares, y además,  pulveriza el presupuesto destinado a la prevención y tratamiento del  VIH y no aporta a políticas públicas de inclusión social”.

En sentido, insistieron: “El aumento de la TGI debe ser segmentado tanto por la calidad de la prestación de la recolección de residuos como por  el nivel económico de las familias rosarinas. El aumento exorbitante de partidas presupuestarias para Publicidad y Propaganda en un 80% y  las empresas del Estado: Autódromo 302%,  Hipódromo 620% y Terminal de Ómnibus 262% – sin ningún plan que lo acompañe-, da cuenta que la Ordenanza de Presupuesto, la madre de las ordenanzas, tiene grandes inequidades al momento de paliar la crisis y de reforzar sectores sociales que definimos como imprescindibles”.