fbpx

La Comisión de Producción del Concejo Municipal de Rosario comenzó a discutir cuatro proyectos para darle un marco de funcionamiento a las empresas de plataformas de delivery. Uno de ellos, impulsado por el edil Eduardo Toniolli, propone la creación de una aplicación pública de pedidos, y los tres restantes -entre ellos uno de la Asociación Empleados de Comercio- disponen la obligatoriedad de la habilitación de un espacio físico para las empresas del sector que pretendan funcionar en la ciudad. En el marco del debate se expusieron datos de una encuesta de opinión sobre la temática.

“Lejos de lo que sostienen las empresas multinacionales de delivery, en Rosario no hay ningún vacío legal: el Decreto 1818/2014 establece claramente que para realizar cualquier actividad comercial, industrial, o de servicios en el ejido urbano de nuestra ciudad, se requiere una habilitación o un permiso”, afirmó Toniolli en el marco de la reunión de comisión, y agregó: “en abierta violación a esa y otras normas, Rappi, Glovo y Pedidos Ya, funcionan hace tres años en Rosario, sin habilitación y sin tributar localmente”.

“Luego de una infinidad de pedidos de informes y denuncias administrativas que no obtuvieron respuesta, a principios de mayo presentamos un proyecto de ordenanza para crear la Aplicación Pública de Pedidos Rosario (APP Rosario), para uso en teléfonos móviles y computadoras”, manifestó el edil justicialista, y expresó: “el objetivo es ofrecer un servicio de intermediación entre consumidores y comercios o productores locales, para la compra y entrega a domicilio de los productos seleccionados, mediante cadeterías habilitadas, cooperativas de repartidores, o personal de reparto de los mismos comercios”. “La iniciativa surgió luego de que Aeghar (cámara hotelera gastronómica) nos trasladara su preocupación porque -en momentos en los que las únicas ventas que podían realizar era mediante envíos a domicilio- las multinacionales de reparto se quedaban con el 33 por ciento del precio de cada envío”, amplió Toniolli, y agregó: “ahí surgió la idea de replicar algo similar a lo que hicimos hace tres años con el Movi Taxi, pero en este caso con la participación de distintas cámaras del rubro gastronómico y comercial”.

Los distintos proyectos seguirán siendo tratados en la Comisión de Producción durante las próximas reuniones, y serán escuchados los distintos sectores involucrados en la actividad: gremios, empresas, cámaras gastronómicas y comerciales, entre otros. La semana venidera será recibida la Asociación Empleados de Comercio, organización sindical que presentó una de las iniciativas.

ENCUESTA SOBRE LAS EMPRESAS DE DELIVERY

En el marco de la reunión de la Comisión de Producción, Toniolli expuso además los números de una encuesta realizada recientemente por la consultora Inmediata, sobre el uso y la regulación de las aplicaciones de delivery.

El primer dato a remarcar es que entre los 389 consultados, el 34,4% utilizaba aplicaciones antes de la pandemia, y durante la misma pasó a usarlas el 37,8%. La franja etarea en la que más usuarios se incorporaron durante las medidas de aislamiento fue la que va de los 38 a los 60 años, que pasó del 29,1 al 38,2%.

Por último, y en lo que refiere a la discusión que se está dando en el Concejo Municipal, el 62% de los consultados afirmó que las plataformas de delivery deben registrarse y tributar como cualquier negocio, y solo el 24,6% señaló que el Estado no debe meterse en la relación entre estas plataformas y sus clientes.